17 de marzo de 2010

Mamá Montessori

Les cuento que últimamente mi hijo ha estado molesto conmigo, me cuesta trabajo negociar con él y me siento la peor de las mamás cuando pierdo el control sobre mis emociones y grito o de plano impongo. Siempre he leído que cuando queremos que nuestros hijos hagan "x" cosa, se los pidamos ofreciéndoles opciones, no imponiendo, tratando de que colabore y explicandoles claramente lo que queremos, pero aveces por más que estoy dispuesta a hacerlo, me desespero, me irrita el llanto, me gana el cansancio y viene el caos emocional.

Estos fines de semana no he disfrutado a mi hijo como debe de ser, y me enfoco más en mis necesidades , en las de mi familia, en las de mi casa que en las de él. Si tan sólo entendiera eso... aveces pido paciencia, y mucha, otras pido accesibilidad, conocimiento para ofrecerle mejores alternativas y mi hijo y recordar el amor que le tengo y que nos une como familia, siempre me da un golpe de humildad cuando me dice: ¿Somos familia Mamá?

Hace unos encontré el blog de Montessori Mamá, es profesora en educación Montessori y que relata a traves de sus experiencias, información que podemos aplicar en nuetra vida cotidiana y en momentos de desesperación en los que no sabemos como actuar con nuestros hijos. Todo basado a partir de la filosofía Montessori y del Amor. En éste post en partícular, habña acerca de las prohibiciones, de las limitantes que les ponemos a nuestros hijos, el como repercute en su independencia el decirles: "No hagas esto", "No aquello", "No por que puede pasar..., no no y no". Montessori Mama mencionaba que la sola acción de que de nuestras bocas salga la palabra "No" los niños lo sienten como un ataque a su independencia, un llamado a la discusión y se convierte en frustración y tensión acumulada entre padres e hijos.
Al respecto, nos da algunos consejos basados en el libro que recomienda llamado How to Talk So Kids Will Listen, and Listen So Kids Will Talk en los cuales menciona que a los niños hay que ofrecerles al momento de negociar con ellos:
Información
Aceptación de sentimientos
Descripción del problema
Tiempo para pensar
Sustituir el "no" por un "sí"
¿Cómo lo hacemos? pues a base de mucha paciencia, información y manejo de nuestras propias emociones y aceptando los sentimientos de nuestros niños. Les recomiendo que lean el post completo, está en Ingles, pero acá le aplicamos el traductor de google y nos da algo muy cercano al texto original. Acá nos da unos tips sobre
Por lo pronto trato de aplicarlo en mi cotidianeidad, con mi familia, con mi hijo y aunque no siempre tengo buenos resultados me tranquiliza saber que hay herramientas para ayudarme, para ayudarlo y tener un equilibrio.

8 comentarios:

Zulema dijo...

El libro es genial, y lo encuentras a precios bien accesibles, a mi me ha ayudado mucho ;)

http://mejormami.blogspot.com/2009/05/como-hablar-para-que-los-ninos-escuchen.html

http://mejormami.blogspot.com/2009/06/como-hablar-para-que-los-ninos-escuchen.html

Elena dijo...

Es un libro exelente,yo te puedo decir q con max de 3 años y con memo de 40 me sirve a diario,lo leo y lo releo cada q no se bien como afrontar tal o cual cosa,como los berrinches por un juguete no comprado o las horas q pasa frente a la tele,con mi marido me ayuda en como comunicarme mejor con el =)

Yo lo compre en perinorte en la unica libreria q encuentras,creo q me costo como $180 pero vale mas q eso =)

Mamá Gallina dijo...

Peeeeeerfecto, gracias por los tips! Buscaré el libro y me aplicaré por que de plano ando muy mal en eso, debo reconocerlo. Gracias a las dos y les mando un abrazo muy grande.

Carmen Tye dijo...

Mas que nada yo creo que lo importante es que tienen la inquietud de siempre ser mejores!!

Besitos!

unpedacitodemadre dijo...

Hola! Acabo de encontrar tu blog y lo que escribiste hoy resuena mucho conmigo. Estoy pasando por lo mismo con mi hija de dos años y medio, con el detalle de que tengo una bebé de cuatro meses, lo cual hecha más leña al asador. Trato de seguir la filosofía Montessori y la Disciplina Positiva, pero no soy perfecta y como dices, a veces la paciencia se acaba y cuando menos lo espero ya estoy levantando la voz :( No me queda más que pedirle perdón y volverlo a intentar. Animo!
El libro que mencionaste me encanta, lo pedí prestado a la biblioteca y pienso comprarlo muy pronto.
Saludos, y mucho gusto!
Mary

Vanyvalu dijo...

Bueeeeno, estamos conectadas!
Yo también estoy leyendo ese libro, lo saqué de la biblioteca porque estas semanas han sido de unos enfrentamientos.....
Yo leí ese libro cuando era maestra, pero jamás de los jamases puede compararse con lo que uno experimenta siendo mamá, así que ahora que Elenita lo mencionó en el club de lectura, lo saqué y de verdad es muy bueno!
B. siempre habrán esas etapas en donde uno de verdad no sintoniza, en las que por más que lo desee no puede dejar al niño feliz porque su mundo y el tuyo tienen muchas diferencias, pero hay que recordar (porque a una siempre se le olvida) que eres humana y que aunque te equivoques, estás siempre intentando hacerlo mejor para tu hijo hermoso.
A veces es a través de esas experiencias que nuestros niños van a prendiendo que mamá también se enoja, necesita tiempo, espacio, orden y desahogo.
Te abrazo con cariño y deseo que todo vaya mejor cada día!

Vanyvalu dijo...

Bueeeeno, estamos conectadas!
Yo también estoy leyendo ese libro, lo saqué de la biblioteca porque estas semanas han sido de unos enfrentamientos.....
Yo leí ese libro cuando era maestra, pero jamás de los jamases puede compararse con lo que uno experimenta siendo mamá, así que ahora que Elenita lo mencionó en el club de lectura, lo saqué y de verdad es muy bueno!
B. siempre habrán esas etapas en donde uno de verdad no sintoniza, en las que por más que lo desee no puede dejar al niño feliz porque su mundo y el tuyo tienen muchas diferencias, pero hay que recordar (porque a una siempre se le olvida) que eres humana y que aunque te equivoques, estás siempre intentando hacerlo mejor para tu hijo hermoso.
A veces es a través de esas experiencias que nuestros niños van a prendiendo que mamá también se enoja, necesita tiempo, espacio, orden y desahogo.
Te abrazo con cariño y deseo que todo vaya mejor cada día!

azul¡ta dijo...

Aunque este es un post anterior yo al igual que tu muchas veces pierdo la paciencia con mi nena de casi dos añitos esq es tan traviesa y berrinchuda y en parte me siento muy culpable porq pasa mucho tiempo en la guarderia y luego la abuela la mima mucho , y me siento impotente porq pareciera que soy la unica q quiere ponerle limites y utilizaba mucho la palabra no, voy a preguntar por ese libro porque la verdad no necesito mucho no quiero ser la ogra de este cuento :(