6 de noviembre de 2013

¡¡¡Felices 7 Emiliano!!!

Mamá, me dice Emiliano
-¿Sabes que el 6 de Noviembre se celebra un día especial?
-Por supuesto que lo se Emiliano
-¿Qué se celebra mamá?
-Mhmmm déjame pensarlo... ya se! El día de los niños apestosos
-No lo creo mamá
-Pues... el día de los niños que les gusta andar greñudos
-No mamá, tampoco
-Ya se, ya se! El día de los niños chimuelos


- ¿Hay un día de los niños chimuelos?
-Risitas... Bueno, entonces el día de los niños que no les gusta bañarse cuando llegan a sus casas
-No mamá... piensa, es un día especial
-Mhh... puede ser ¿el día que las mamás besuquean y abrazan mucho a sus hijos?
-Te vas acercando
-Emiliano, ¿piensas que algún día se me va a olvidar que tu naciste un 6 de Noviembre? Recuerdo que estaba dormida tan cuajadamente que me dieron ganas de hacer pipí y cuando me levante e iba de vuelta a mi cama, empezó todo.


-¿Qué es todo?
-Empecé a sentir que ya querías salir 
-Cuéntame
-Así de rápido pasó Emiliano, hay muchos detalles, pero todo cambio cuando te sacaron de mi panza y llorabas tan fuerte que te acercaron a mi e hicimos contacto con el exterior, fuimos conscientes el uno del otro y mágicamente se ahogaron los llantos porque sólo estábamos tu con toda tu fragilidad y yo con toda esa sensibilidad que me habías regalado. Nunca se me va a olvidar que naciste entre las flores aromáticas del Cempazúchitl y el dulce de tejocote que siempre prepara mi Mamá Lupe  (mi abuelita) para el día de muertos. Días antes, montamos una ofrenda en casa de la abuelita (Mamá Lupe), la lleve al mercado con la enorme barriga que me cargaba. Estaba lleno de colores naranjas y morados, olor a piedra de incienso y el característico y penetrante olor de las flores que era de los pocos olores que toleraba. Por eso me gusta tanto el día de muertos, me recuerdan a ti. Fueron los últimos días que fuimos uno en un sólo ser, había una comunión sagrada, y tranquilidad mezclada con la ansiedad de saber si sería lo suficientemente responsable de ti. Ahora entiendo que no sólo tengo que ser responsable de ti, sino de mi misma.

Había días de inmensa paz y tranquilidad, en la que sólo me preocupaba por dormir con el mentón de la Bacha (mi perra) recargado en mi panza sin que importara la hora en la que el sol pegara en mi cara para disponerme a abrir el ventanal que había en un cuarto de casa de mis padres y que amablemente nos cedieron en lo que nos entregaba lo que ahora es nuestra casa.
Casi interminables fueron las horas en las que espere a que te llevaran a mi cama para tenerte en mis brazos y reconocernos de nuevo. Cuando por fin te miré de nuevo, sabia que eras todo lo que cualquier persona quiere de un bebé, o por lo menos yo. Te abrigue en mis brazos y sólo te quería para mi, para nadie mas.
Ahora después de 7 años, me has enseñado que no debo ser tan egoísta y que no eres algo que yo tenga que poseer, me has reforzado la idea de que el más puro amor que le puedes demostrar a alguien es concederle la libertad de que ame sin reservas; como lo haces tu. Me has mostrado que eres una persona independiente de mis emociones y que si quiero ser feliz, no debo aferrarme a nada ni a nadie en particular; ni siquiera a ti. Me has mostrado que eres capaz de tomar tus propias decisiones aunque no siempre esté de acuerdo con ellas, de generar tus propias emociones, aunque aveces me parezcan duras y también; que el amor no sólo se debe de quedar en una sola persona cuando hay tantas que lo necesitan y que estas dispuesto a dar. 

Gracias por elegir quedarte conmigo cuando aún no tenía la certeza de que venías en camino, gracias por caminar a mi lado y mostrarme la peculiar forma en la que miras el mundo, gracias por ayudarme a reconstruir mis alas y volar junto contigo. Yo se que después. tendrás que hacerlo tu sólo; pero lo importante no es lo que venga, sino lo que tenemos y seamos capaces de disfrutar aquí y ahora. 

¡Te amo Emiliano!
¡¡Feliz Cumpleaños!!

P.D. 1 Espero que cuando seas aún más grande de edad, vengas por acá, mires lo que he escrito para ti y pienses: Mamá!! Que intensa!!! después,sonrías recordando esas pláticas que teníamos mientras llegábamos a casa.
P.D. 2 También espero, que cuando seas aún más grande, ya te guste peinarte. Ja ja ja ja y se conmemore un día de los "niños chimuelos" que se ven increíblemente graciosos con su ventanita :D
P.D. 3 Las alas se hicieron para volar, no dejes que se polveen.
P.D. 4 Un poco de musiquita no está mal, aunque creas que la que canta es una vieja gritona, lo que importa es el mensaje.

1 comentario:

Fabian Gutierrez Hoyos dijo...

Alas, libertad, amor. El Amor te debe hacer libre. Felicidades Emiliano en tu séptimo cumpleaños. :-D