19 de octubre de 2010

¿Cómo saber si nuestro hijo tiene un buen desarrollo?

PARTE I

Hace una semana, me tocó ir a la escuela de mi hijo para que las guías junto con la psicóloga de la escuela; determinaran como va el desarrollo de mi hijo. Cuando uno está fuera de cualquier tipo de evaluación u observación, conducimos la vida de nuestros hijos de acuerdo a nuestra intuición, otro tanto tomando decisiones con lógica, por sentido común y sobretodo sin algún tipo de dolo. Pero al tener una mirada o un pensamiento un tanto acusador, cambian las cosas y aquí hago algunos planteamientos.

La conversación que tuvimos con las guías no fue nada favorable con lo que respecta al desarrollo de mi hijo, me decían que en comparación con otros niños, él ya debería de hacer e interesarse por otro tipo de actividades más adecuadas a las de un niño de su edad, que si no camina bien, que sí es muy tímido, que está inmerso en su mundo personal, que no le interesan ciertas cosas, que es muy reiterativo entre otras cosas.  Ante esos planteamientos me llegó el miedo, la preocupación la culpa, el cuestionamiento constante de si estoy haciendo bien educando a mi hijo de acuerdo a nuestros valores e ideales de crecimiento.

¿Cómo saber si nuestro hijo tiene un buen desarrollo? Se que para esto, es importante tener referencias y obviamente comparaciones, pero también se nos olvida un poco que todos somos diferentes, que tenemos necesidades diferentes y que cada uno crece en entornos y ambientes completamente diferentes. Siempre hay referentes de conductas, de comportamientos, pero creo que no hay nada como la intuición de los padres y en base a ello tratar de ser bien objetivos.

Busqué en Internet algunos parámetros que me indicaran que es lo que tiene  o no tiene que hacer mi hijo y aquí algunos ejemplos aplicables para un niño de 4 años, creo que no hay mejor parámetro que el que nos dicta la observación que tenemos los padres hacia las actividades de nuestros hijos, la integración de nuestras avtividades de adultos con nuestros hijos y aqui me detengo un poco por que estoy plenamente convencida de la importancia de brindarles a nuestros hijos oportunidades diferentes de crecimiento, y asumirnos, con todos nuestros errores para dar pie a sehuir en busca de ese tan anhelado crecimiento ideal de nuestros hijos. De acuerdo al parámetro de crecimiento de mi hijo, efectivamente, no hace muchas cosas, no ha madurado en otras tantas, no es agresivo como otros niños y efectivamente esta muy clavado en su mundo personal, en sus juegos imaginarios, en lo que ve y aprende.  Pero también tiene cosas que los niños de su edad no tienen, la sensibilidad a lo que le rodea, el pensamiento abstracto y un lenguaje fluido y muy nutrido previa confianza con las personas.

Aún así, no deja de preocuparme lo que me dijeron, me recomendaron que quizá sea necesaria la opinión de un Neurólogo y a mi me tiene apanicada esa idea, el solo hecho de pensar que pueda requerir algún medicamento para alterar esto o para incorporarlo a una rutina me espanta y mucho. Aunque yo soy una madre trabajadora, me reconozco ese compromiso que tengo para con  mi hijo, para con su persona y su ser y ahorita ya que mi cabeza comienza a despejarme quizá todo esto tenga que ver con los periodos de cambios tan drásticos que hay en la familia: la partida de mis padres a otra Ciudad, la pérdida de empleo de mi esposo, los constantes conflictos laborales, la ansiedad, desesperación por no definir el rumbo de nuestra vida familiar, evidentemente eso es demasiado para un niño y como madre asumo mi falta de conocimiento para conducir este tipo de situaciones para con mi hijo.

Pero también me queda como reflexión el que segurmente dentro de todo este proceso tan intenso algo esta faltando o sobrando y que es tiempo de corregirlo y seguir con nuestro camino. Por lo pronto ya estamos actuando al respecto, lo estoy llevando a una medicina alternativa, las guías sugirieron que lo metiera a actividades para que desarrolle la motricidad gruesa, para ello ya emprendimos el camino a los Scouts y está integrándose poco a poco a esas actividades, el médico me recomendó que practicara actividades para reforzarle el trabajo en equipo, pienso que el fútbol (a pasar de que a mi no me gusta) es buena opción y el doctor coincidió conmigo. Ahora resta esperar, encontrar las actividades adecuadas, seguir trabajando con él y calmar todo este torbellino para permitirnos tomar mejores opciones. 

5 comentarios:

Zinnia Muñoz dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Zinnia Muñoz dijo...

Primero que todo un gran abrazo.

Yo sé perfectamente por lo que estás pasando. Con mi mono he pasado por esa situación muchas veces que me han comfirmado una y otra vez que los profesores, sicólogos, terapistas, medicos, neuropediatras, saben muy poco de todo lo que uno como padre cree que deberían saber.

Las tablas que se aplican para determinar que tan "normal" en un niño no se ajustan a la realidad. No te las tomes tan en serio.

Hay algo en nuestro interior, ese "corazón de madre" que nos dice si las cosas están bien o están mal. Hay veces en que todo el mundo piensa que el niño es perfectamente normal, pero la madre conoce que eso no es así.

Tú lo sabes, lo sientes. Todos me decían que el mono estaba mal pero nadie sabía en qué, por qué, y yo me negué a aceptar como ciertos muchos diagnósticos y tenía mucha razón. Lo que he descubierto de eso que "tiene el mono" lo he hecho yo, documentándome, leyendo, porque ningún médico sabía qué pasaba y siempre tienen una visión muy limitada de la vida.

Yo diría que te relajes, no te descuides pero tampoco te pre-ocupes. Si ser normal es que todos seamos iguales.... pues que seamos todo lo contrario.

Elena dijo...

No se bien q decirte,entre a leerte pensando en decirte q todos somos diferentes,se q si es para tomarse en serio q una psicologa o un doctor te lo digan,pero a la vez creo q como madre eres exelente y efectivamente el instinto nos dice cuando algo anda "extraño" no digamos mal.

Yo no creo q ni las tablas de crecimiento ni estas tengan la razon al 100% creo q los niños compensan unas cosas por otras,como tu dices,tu nene es mas sencible q otros chicos de su edad y q si es mas imaginativo?? eso es malo?? pues claro q no¡¡ tampoco es malo q sea solitario,simplemente habemos personas a las q socializar no nos resulta tan facil y otras a las q si.

Se q como madres nos altera y te digo q lo se por q a los casi 2 años de mateo apenas empeso a caminar hace poco,ya te imaginaras todas las veces q me pregunte porq? estara mal?? tendra algun tipo de retraso?? en fin me atormente mucho y un dia asi solito empeso a caminar,ahora ya brinca y corre igual q Max a esa edad,eso si aun no se decide a hablar bien y se q si en este momento lo viera un neurologo ya le habrian diagnosticado algun tipo de retraso o algo asi (lo se por q lo e platicado con 2 y coincden en medicarlo),pero mi instinto me dice q mi hijo esta bien,si no habla pero se da a entender re bien,sabe pedir las cosas solo q el lugar de decirte jugo lo señala y dice cuchicu y asi todo,es cuchucu,confio en q poco a poco hablara,no te digo q no muevo un dedo por q es mentira,a diario le hablo mucho much,le leo,le canto,le "enseño" las palabras,pero tampoco lo presiono,lo dejo ser,en brom habeces les digo a familiares y amigos es q Mateo si habla,solo q en otro idioma y es q para mi asi es =)

Animo,tu nene esta mas q bien,mas q sano y si tu cres q es necesario el q asista a futbol pues adelante,los scauts son una buena experiencia tanto en aprendisaje como en socializar,asi q tranquila,ya te estas ocupando y estas haciendo algo,no te angusties =D

Vanyvalu dijo...

¿Sabes Bety? Yo suelo desconfiar a primera instancia de las opiniones "expertas", porque aunque sepan muchas cosas que una ignora, ellos simplemente no pasan el tiempo que tú pasas con tu hijo, ni lo conocen como tú. Todos hemos leído historias acerca de la infancia de los después llamados genios y sabemos que todo aquél que se salga de lo común, es visto con suspicacia, antes que ser entendido.
No hay una relación lógica para mí entre la posibilidad de medicar a tu hijo y las áreas en que te dicen que tu peque es diferente.
El que alguien tenga una cédula, un título y demás no necesariamente lo capacita para ser observador y dedicarle el tiempo que de verdad necesita cada niño y cada familia para hacer un diagnóstico completo.
Nio es que por ello piense que lo que te dicen no tiene ningún valor, pero coincido con las demás en el hecho de que una como mamá siente cuando algo no está bien.
Si tú, antes de la evaluación no percibías actitudes que te preocuparan en tu hijo, quizá no haya por qué hacerlo ahora, sigue escuchando a tu instinto y no permitas que los demás, así sean profesionales, definan las expectativas sobre tu hijo, creo que eres una madre atenta, presente y cuidadosa, ánimo!

Mamá Gallina dijo...

Zinnia, muchísimas gracias por tus palabras. Fueron muy alentadoras y me ayudaron a tranquilizarme un poco, a seguir pensando pero con la cabeza un poco más despejada. No soy la mejor madre, ni pretendo serlo, también me quiero equivocar, aveces con temor, otras veces consciente pero siempre con un aprendizaje de por medio.
Elena, de hecho aveces una se siente sofocada por las conductas "politicamente correctas" hay que ser y dejar ser, respetar los procesos, los tiempos de cada ser. Y bueno, lo importante como dices es que ya nos estamos ocupando, ya lo llevamos con un Médico que lo está tratando con medicina Alternativa y parece que está funcionando, aunque no me niego a ver otras opciones, por lo pronto seguimos con ésto y buscando fútbol o béisbol.

Vane, Concuerdo mucho contigo aunque tampoco me quiero cerrar. Acepto las opiniones las observaciones de los demás y no estoy negada a modificar algo en beneficio de mi hijo, pero si considero que es bien importante ir agotando posibilidades y dejar como ultima opción lo que me plantean ellas de llevarlo a un Neuropediatra y le practiquen estudios. Tiempo al tiempo, es cosa de paciencia, observar como se integra a las actividades, como nos ajustamos como familia a tantos cambios en tan poco tiempo, creo que primero hay que resolver lo interno para continuar con lo externo. Vane, te agradezco tu buena vibra, las palabras y tu tiempo!. Un abrazo a todas y muchas gracias!