6 de septiembre de 2010

El estado de crecimiento ideal en los niños, fotos de las vacaciones

En las pasadas vacaciones de Verano, mi hijo se fue a la preciada casa de los abuelos. El contacto con la naturaleza, el tocar la tierra, sentir el agua, ver el campo, saber de donde viene lo que comemos; es algo maravilloso para el crecimiento de los niños. Además de brindarles esa parte de la sensibilidad, tengo la clara convicción de que los niños necesitan ese contacto con sus orígenes, con la naturaleza y que eso es un estado de crecimiento ideal. Creo que si en las escuelas tanto públicas como privadas incluyeran actividades como el cultivar una planta, tener jardines con columpios en los árboles, casitas de madrea o simplemente un área verde considerable, habría niños más libres, más conscientes, más cuidadosos de su entorno y más comprometidos con la humanidad. Aunque también como padres es importante que aunque vivamos en la Ciudad les otorguemos a los niños esta parte, ingeniando de alguna forma, con alguna hortaliza urbana, con una planta en casa, con visitas a los parques etc.

Aquí Tibuliano en una Laguna


Observando a los patos y después persiguiéndolos

Acá en el jardín comunal de casa de mis padres
(Foto tomada por mi hijo)

Me encanta verlo sonreír de esa manera, me encanta sentirme tranquila en esos lugares, me fascina esa paz que me trae a la cabeza y al corazón.