14 de junio de 2010

Me siento fatal

No puedo ni dormir de tan mal que me siento moralmente, emocionalmente, físicamente... a estas horas ya me siento harta de todo y lo único que se me ocurrió fue venir a escribir y tratar de reconfortarme. La vida es un montaña rusa de emociones, altas, bajas y lo único positivo que puedo pensar en estos momentos es que todo me deja un aprendizaje, aunque no siempre esté con la entera diposición de aprender.
La semana también fue cargada de muchas emociones y sentimientos encontrados, de una lucha interna entre la razón y el sentir, entre lo que creo que es correcto para mi y lo que quizá no sea correcto lo mio ante los demás.
Éste fin de semana todo se supone que tendría que terminar feliz y no lo fue así. Comenzamos el fin con un cansancio pesado, con un niño demandando atención a todo lo que da y con una casa que atender. Me viene una situación familiar que aveces me incomoda mucho y que siempre al final concluyo: cada quien piensa y siente de forma diferente y es mi problema esta forma de sentir, no la de los demás y yo tengo que resolverlo, pero mientras ahí el conflicto interno, la tortura mental, las culpas y todo un caos en mi Universo interno.
Después mi teléfono celular cae en la sopa caliente, me enoja mi tontez y mi falta de atención. No es que me importe mi teléfono en exceso, puedo vivir sin él; pero justo hace unos meses extravié otro que mi hijo y mi esposo me habían regalado, esta bien... no hay que tener apegos, me compré otro y resulta que por accidente se me cayó en la sopa caliente, tenía 6 meses de haberlo comprado, aún lo estoy pagando y ya no prendió. Lo cual interpreto como una señal de que quizá era demasiado tiempo al teléfono y menos tiempo de atencion a otras cosas.
El domingo todo fue desastre, desde que desperté con un dolor de huesos en el cuerpo, sin ganas de bañarme y dispuesta a dormir todo el día, pero no me puedo dar el lujo de quedarme acostada y despreocuparme: por que mi hijo me llama, mi pareja también está presente y hay que levantarse, preparar las cosas del día siguiente, la comida del fin de semana, etc. Últimamente me cuesta mucho trabajo negociar con Emiliano, le pido algo y me contesta NO, le llamo y me ignora, pelea con su papá, no le gusta nada de lo que le ofrezco en cuanto alimentos, me molesta al extremo que me pida las cosas llorando, si quiere jugar con algo aunque no sea suyo, aunque no sea apropiado para él; lo toma sin pedirlo, sin la menor de las precauciones y lo peor es que cuando estoy al borde del desquicio por más que intento controlarme para no gritar, para no agredir, siempre, siempre termino gritando y jaloneando hasta que me doy cuenta de que mi hijo ya esta en llanto, se agravó la situación, se asuta y él termina rompiendome el corazón diciendo: "Disculpame Mamá"
Sé que mucho de lo que pasa tiene que ver con el entorno, hoy ésto parece departamento de quejas y lo siento, pero de alguna forma tiene que fluir. La semana justo me llegó una experiencia de las consecuencias de nuestros actos, en el desarrollo de los niños, debiamos 2 meses de colegiatura y no se si el siguiente ciclo escolar mi hijo aún pueda asistir a la escuela Montessori, mi esposo aún no encuentra trabajo y eso evidentemente ha desatado conflictos entre nostros, la familia siempre está a la espectativa y con un ojo acusador que me abruma, el amiente esta muy estresado y tengo una ansiedad todas las noches que no me dejan dormir.
Aveces sólo quiero acostarme en el pasto de la casa de mi madre, no escuchar más el ruido de los autos, no sentir nada a mi alrededor más que a mi perro lamiéndome la cara, como lo hacia cuando estaba embarazada de mi hijo.
Hijo, perdóname por agredirte de esta forma, perdóname por no ser el adulto que siempre esta dispuesto a protegerte en esta familia, pero hoy en especial me siento desgastada. Fabián, tu también; perdóname por que en momentos como éste; quisiera salir corriendo e irme muy, muy lejos con mi hijo y no sentir nada más. Emiliano, acabo de verte dormido en tu cama y veo lo frágil que eres, pero también la fortaleza que me das y pienso que no te mereces esta situaci{on y que sin en cambio; mereces todas mis disculpas por que tu me has enseñado más cosas a tu edad de 3 años que yo a mis 30 he podido aprender.

6 comentarios:

Zulema dijo...

Primero: Un abrazo apretado hasta allá, espero que hoy haya salido el sol ahí dentrito, y que todas las cosas que te preocupan se vayan solucionando de una en una.

Segundo: No te culpes, las culpas no ayudan en nada, son una carga y entorpecen las soluciones, sin culpas mujer!

Tercero: Otro abrazo :)

Elena dijo...

Desahogatemsacalo todo,ya sea aqui o grita o pegale a un arbol o llora o lo q sea,no lo reprimas,no lo niegues,sacalo y asi empesaras por poder respirar mejor y renovar la energia.

Si son muchas broncas y como le digo a Memo,todos tenemos broncas de mayor omenor tamaño,pero existen,la vida no es un cuento feliz,somohumano,nos equivocamos,erramos y rectificamos,hay alguien q no sea asi??? o miente o es una maquina o un alienigena.

Del cel q te digo a mi se me cayo al baño (bueno Max,pero memo todavia lo enjuago y desinfecto o_O) lo deje al sol como por 12 horas y prendio,si puedes abrelo y ponle la secadora de cabello un rato,despues al sol me dijeron q por 24 horas pero yo lo prendi antes,si aun asi sigue sin prender llevalo al lugar donde lo compraste,tal vez no te valgan la garantia,pero igual ellos tienen los desarmadores especiales para abrirlo todo y secarlo todo.

Con tu nene q te digo?? q es una etapa? q es normal?? pues si me lo describes como un nene normal de su edad,actua igual q el mio y si yo tambien cuento hasta 20 mil,sigo 10 mil consejos de libros y por ultimo trato de recordar q yo a su edad era mas o menos igual y si yo no su papà asi,por lo tanto lo q se hereda no se urta,asi q mil dosis de paciencia y de tolerancia,recuerda,si alguien en este planeta merece q lo trates con muchisimo respeto es tu sangre,asi paresca q se empeña en ver hasta donde te puedes poner morada o verde o de mil colores.

De las broncas economicas es otro cantar,yo creo q las discuciones mas fuertes q e tenido con memo han sido por lana,triste pero es verdad,el dinero no es la felicidad pero si nos da estabilidad,cuando falta nos estresamos demasiado,aca en casa pasamos mas de un año con el cinturon bien apretado pagando deudas,renunciamos a "lujos" q no podiamos pagar y poco a poco vamos saliendo,recuerda q tu pareja y tu hijo son tu familia ahora,lo q opinen los demas sobra,si les ofrecen ayuda adelante,si no deja los comentarios de lado,los q saben como estan las cosas son tu y tu pareja,mas nadie.

Un abarzo fuerte fuerte y mucha energia positiva.

La Chili dijo...

Quisiera arreglarlo todo con una varita mágina y borrar el momento en que no fuiste amable con tu hijo, como quisiera borrar los momentos en que no fui amable con el mío, como no se puede te digo que nos pasa a todas, lo más importante es que te des cuenta y busques no ponerte en esas situaciones, los más importante es la calma familiar, así que todo lo demás es secundario.
Un fuerte abrazo desde acá.

Zinnia Muñoz dijo...

Todo Pasa. Por mal que nos sintamos, por más errores que hayamos cometido, todo queda atrás, todo cambia. No es sencillo y créeme que te entiendo; todos los días me enfrento a los malos ratos de los cuatro chicos, a la dependencia del pequeño que no cumple dos años, a mi mal genio e impaciencia, a los oficios de la casa, a los afanes de mi esposo y del teatro. Sabes qué me ayuda mucho? Tener un tiempo para mi, busca un espacio en el que sólo estés contigo misma, así sea solo un par de horas a la semana, haciendo algo que te gusta (leer, ejercicio, cocinar a solas). Yo extraño a veces la calma que tenía antes de... y quisiera como tú recostarme en la cama y leer hasta que quiera levantarme no cuando me toque (mamá tengo hambre, pipí, ella me está molestando y todos esos etc que conoces). En estos días llevé al cine a Iryna y una nena de su edad y me senté a ver la película y me dio mareo, tan desacostumbrada estoy a no tener que estar pensando en los demás, a tener un rato tranquilo sin interrupciones a poder respirar con calma y pensar en una sola cosa. Llevo un mes sin tener esos estacios de los que te hablo. Debo retomarlos porque son un momento para equilibrarme y sentirme en calma conmigo y eso se refleja en los demás.

Un abrazo y ánimo!

Vanyvalu dijo...

Uff, B, cómo te sientes hoy?
Te abrazo con cariño y te comprendo porque en verdad estás haciendo mucho y no es fácil bonita.
Entiendo tu sentimiento porque yo lo he sentido algunas veces e imagino que toda mamá lo sentirá más de una vez.
Traes muchas responsabilidades encima y de cuando en cuando es perfectamente natural y comprensible que te sientas agotada, cansada, abrumada o sientas que la situación te supera. Haces bien en desahogarte, eso es necesario.
Pienso que son momentos de crisis que uno atraviesa y luego vuelve la calma y por favor trata de no sentirte muy culpable por tus imperfecciones. Una de las enseñanzas más importantes para nuestros hijos es el amor incondicional y la tolerancia, la compasión que tú como madre, también mereces.
Creo que como madres siempre cometeremos errores a pesar de nuestros intentos de hacerlo lo mejor, también somos humanos y tenemos carencias y necesidades, y rollos por resolver, pero mientras Emiliano sienta tu amor constante y sepa que estás ahí a su lado, atravesando el temporal y haciendo tu mejor esfuerzo y explicándole con amor tus reacciones cuando estés en calma, él estará bien porque tiene una madre guerrera y atenta, amorosa y trabajadora, así como vulnerable e imperfecta.
Ánimo B, deseo de corazón que te sientas mucho mejor y haz un espacio para tí bonita, un momento diario en el que estés a solas y en silencio haciendo algo que de verdad ames, sólo tú sabes lo que es.
Pide ayuda a tu pareja para contar con ese momento, porque todas necesitamos recargar las baterías, si no, no damos abasto.
Te deseo lo mejor bella y seguro que pronto se calma la tormenta y mira que aunque nuestras circunstancias son distintas, comparto algunas de tus vivencias y en estas fechas también hay veces en que mi hijo me saca de balance y no sé como manejar sus estados de ánimo ni los míos y trato de tener paciencia y desfogues y suficiente amor por mí misma para no castigarme por mis errores ni tomar la responsabilidad de absolutamente todo lo que pasa a mi alrededor.
Besos y abrazos!

Mamá Gallina dijo...

Gracias a todas por sus comentarios, realmente me sirvieron de mucho. Los leí y me hicieron llorar, me hicieron pensar que detras de una nube negra siempre se esconde el sol. Abrazo grande a todas y cada una de ustedes por las buenas vibras y los deseos.