6 de julio de 2011

Acá seguimos

Por acá seguimos Tiburcio, el papá y yo.  Pasito a paso, adaptándonos, con muchos planes, con muchas inquietudes de buscar nuevos horizontes. A mi a veces me cuesta un poco todos estos cambios, de pronto igual me viene la desesperación, pero siempre termino  pensando: no hay que resistirse al cambio, siempre viene mucho aprendizaje detrás de él, así que ahí vamos... a la vida, al miedo, al amor, a la aventura con todo y Tiburcio.

En estos meses me he propuesto cumplir un propósito personal: títularme en la Licenciatura de Ciencias de la Comunicación porque en un futuro; tengo la inquietud de impartir clases. También quiero aterrizar un proyecto de negocio que traigo en mente, tener un jardín y sembrar hortalizas aunque eso probablemente sea el siguiente año. Mi pequeño Tibuliano crece muy rápido, me sorprende las cosas que me dice, aunque también hay veces que no dejo de sentirme mal por estar ausente tanto tiempo, por quererme dividir en miles de pedacitos y no entregarme completamente a él. Ahora tratamos de aprovechar más nuestros tiempos, nos abrazamos, platicamos, leemos y aprendemos juntos. Estamos por cerrar un ciclo escolar y aún hay muchas cosas en las cuales tenemos que trabajar, ya después con más calma postearé las observaciones que me hicieron acerca del desempeño de mi hijo, y por supuesto los cambios que yo he visto en él. 

Por lo pronto cerraremos la escuela con un Campamento, con el fin de fomentar la independencia en los hiijos y sobretodo la confianza. A mi me da angustia dejar a mi hijo, pero también estoy consciente de que algún díaa volaará con sus propias alas y que ahora nos toca disfrutarlo y darle todas las herramientas necesarias para que sea una persona más consciente de sus actos y en consecuencia feliz.

Gracias, gracias, gracias!!


2 comentarios:

La Chili dijo...

Te abrazo y aliento, tu puedes.

Mamá Gallina dijo...

Gracias Chili, siempre ayudan mucho los ánimos!