5 de mayo de 2011

Aprendiendo los números con el Sistema Montessori

Desde hace un par de meses mi hijo está aprendiendo el sistema numérico con los recursos Montessori. Para adentrarnos a los números, hay que dejar pór entendido que la base de la numeración consta de 10 dígitos: 1,2,3,4,5,6,7,8,9 y 0 de ahí ser derivan todas las combinaciones infinitas. En los números tenemos número pares y noves y esto es una clave importantísima en la enseñanza ya que a partir de ésta diferencia; los niños podrán distinguir de mejor manera los números. 

Coomienza con unas barras que estan cortadas en 10 unidades, con cierto control de error; una barra no puede ir antes o después de la otra porque de inmediato se distingue por el tamaño e incluso por el color. Yo aquí les muestro el video de como se lleva a cabo en un ambiente:

Una vez dominada la parte abstracta, toca representar la parte gráfica de lo que tienen concebido en su mente; representamos el número por medio de tarjetas impresas:



Después de procede a la práctica gráfica:



Con la repetición, los niños van adquiriendo el conocimiento. Algunos juegos con los que podemos ayudar a nuestros hijos a fomentarles el interes por las matemáticas puede ser: jugar a medir cosas ¿cuál es más grande qué este? Mira! ¿Quiéres ver cuánto has crecido?. También hacerlos partícipes de las actividades de la casa como ir a comprar al mercado, si tenemos una báscula casera permitirles jugar con ella, contar cuantas frutas tienen, si se comen algunas cuántas les pueden quedar y muchísimás ideas más basadas en lo que hay en la casa. También en Internet hay algunos ejercicios gráficos pero yo me he encontrado mde que mucho del material que hay en la red tiene algún costo como éste:

 O bien, podemos aprovechar los recursos que nos da la tecnologia para apoyarnos en la transmisión del conocimiento a nuestros hijos. Una de las aplicaciones más rescatables que hay para Iphone o Ipad es Montessorium por medio de un juego podemos reforzar el conocimiento de los números con una dinámica de juego. Si tenemos acceso a una de éstas herramientas, hay que aprovecharlas de forma más proactiva en nuestros hijos.