14 de octubre de 2009

Fin De ciclo, lo que sigue...

El sábado transcurría un día normal en mi familia, comida casera, trabajo doméstico, jugar con nuestro hijo, hasta que después de las once de la noche recibí una llamada de mi Madre preguntándome ¿Cómo estás?, ¿Cómo está Fabián? respondí de manera normal, bien… hasta que me preguntó: ¿Qué no han visto la TV? dije que no, que en esos momentos estábamos en la sobremesa y platicábamos, además él había salido a dejar a un amigo. Después, me dio la noticia: la Policía Federal tomó las instalaciones Luz y Fuerza, inmediatamente busqué la noticia en TV, no ví que hablaran mucho del tema me conecté a Internet; confirmé lo que me dijo mi madre y además algo que en esos momentos me pareció mucho peor: la liquidación de los más de 40 mil trabajadores de la Compañía en la que laboró mi esposo y la que era nuestra principal fuente de ingresos.

Mi opinión es completamente subjetiva y esta expresada a partir del punto de vista de una familia que está siendo afectada en sus ingresos ya que el principal proveedor de la familia está a partir del Lunes; sin empleo, con gastos comunes como el de muchos ciudadanos, con una hipoteca encima y con necesidades prioritarias.
Por otro lado soy una Madre que trabaja en una empresa privada, bajo un esquema completamente diferente al de mi pareja, en su momento; fui usuaria y testigo de la ineficiencia de la Compañía de Luz y de la holgazanería de algunos empleados. La funcionalidad y corrupción; fueron puntos de discusión y debate en muchas ocasiones con mi pareja, le expresé mi desacuerdo con las condiciones laborales tan privilegiadas en las que se encontraba, siempre le manifesté mi percepción muy personal acerca de la corrupción de los líderes Sindicales y claro, los intereses políticos en los que al final; son más importantes que los propios derechos de los trabajadores.

Muchas personas están muy contentas y festejan las decisión, “los dueños deben velar más por sus propios intereses” si una empresa es improductiva y además, genera más perdidas que ganancias, es una lógica muy normal la liquidación. Sin embargo todos generalizamos y quizá sí, había mucha gente de sobra, lo comenté muchas veces con mi pareja, quizá el trabajo estaba muy bien pagado, tenía prestaciones que ninguna empresa privada les podía otorgar; misma que nos permitió forjarnos un patrimonio para nuestro hijo y una mejor calidad de vida. Mi esposo y yo somos personas de trabajo, él aveces se quedaba horas extras porque sabía que necesitábamos dinero extra, decidí contribuir en el gasto familiar y además queríamos brindarle mejores opciones de desarrollo a nuestro hijo.

Mi esposo y yo somos profesionistas egresados ambos de la Licenciatura en Ciencias de la Comunicación, él un tiempo buscó ejercer su profesión fuera de la Compañía y por muchas circunstancias no logró colocarse, las prestaciones no se comparaban con nada a las de Luz y Fuerza del Centro y al final; decidió quedarse ahí. Siguió trabajando moviéndose en distintas áreas para que con el tiempo, pudiera colocarse en algún departamento de Comunicación Social… en eso estaba, siempre buscó superarse dentro de la empresa, porque así como había muchas personas inactivas, había otras; que se comprometían con su trabajo y que luchaban por salir adelante. Ahora la vida nos cambio por completo, muchos miembros de mi familia me decían: “Tienes tu futuro asegurado” pero de algo estoy muy segura, en esta vida nadie tiene asegurado absolutamente nada. Sé que la imagen al exterior, de los trabajadores del Sindicato Mexicano de Electricistas es pésima, yo la tuve algún tiempo pero trato de no generalizar porque no todos tiene los mismos valores sobre los cuales se rige una persona honesta. En estos momentos mi pareja y yo estamos pasamos por un periodo de transición, sabemos que será complicado, pero que los cambios radicales (Gracias Chili) siempre traen cosas buenas para las personas y lo que les rodea.
Ayer que platicábamos mi esposo y yo acerca de nuestras preocupaciones, nos dimos cuenta de que la vida nos está otorgando una oportunidad para salir de esa “área de confort” en la que estabamos, es momento de sacar ese coraje para modificar nuestros planes y sacar a nuestra familia adelante, es momento de demostrarnos y demostrarle a la sociedad que juzgan demasiado y que con o sin Sindicato somos personas trabajadoras, capaces y luchonas.

No quiero clavarme tanto en cuestiones políticas, pero tengo que decir que efectivamente hay demasiado interés político en este tema, además de la evidente insostenibilidad de la Compañía. Lo cierto es que había gente valiosa, con talento y se los demostraré: ¿Recuerdan el primer Virtuality que realizó la UNAM Caza de letras? resulta que unos de los participantes era empleado de Luz y Fuerza, egresado de Ciencias políticas de la UAM y que logró colocarse en el concurso con una buena posición. Otro ejemplo es un buen compañero de trabajo de mi esposo, estudió Mercadotecnia y tiene su página de Comics , click acá.




No hay duda de que había gente valiosa, pero los intereses de cualquier tipo los rebasan… Ahora hay que asumir, yo siempre le digo a mi pareja: “uno siempre pide pero las formas de recibir no siempre son las que uno espera” así que a tomar valor y seguir adelante. En estos días tenemos que pensar sin el corazón y con la cabeza fría, decidir en conjunto las decisiones que afectan a la familia, el tiempo nos dará claridad. Por mi parte estoy leyendo mucho el periódico, todos sin importar la línea Editorial Universal, La jornada, Milenio, veo la TV y escucho la radio porque sé que eso nos ayudará a tomar mejores decisiones. Quizá soy demasiado optimista, otras me imagino tantas cosas… ayer precisamente me imagine como en la película de Billy Elliot cuando el padre antepone sus propios ideales y lucha sindical para poder cumplir el sueño de su hijo ¿Recuerdan?




Créanme, sólo buscamos ser felices sin afectar de manera negativa la vida de otros, y creo que es el derecho de cualquier ser humano.
Gracias a los me siguieron en el twitter durante la madrugada del domingo, a los que me hicieron comentarios positivos y negativos, gracias a Aline por las fuerzas, a la familia y a la vida.
Sé que mi post es muy largo, pero quiero aclarar que no todos los empleados eran líderes sindicales y que muchos de los recursos del sindicato iban directo a beneficio de los propios líderes, si nuestra posición ecnonómica hubiese sido tan privilegiada, nuestras realidad seguro sería distinta, pero no lo es. Por favor, informense, lean, escuchen y replanteen, por lo pronto les dejo algunas recomendaciones de lectura:

http://columnas.ejecentral.com.mx/estrictamentepersonal/2009/10/14/la-guerra-ya-se-perdio/

http://www.ccardenass.org/

http://www.eluniversal.com.mx/columnas/80457.html

www.jornada.unam.mx

8 comentarios:

Isaura dijo...

Te entiendo y la verdad me da mucha tristeza que este hecho afecte a familias que desde luego no tienen la culpa de lo que pasa en los nodos de poder de todo sindicato.
Tanto tú como uno de mis amigos de hace ya muchos años, son los que me preocuparon ahora que se supo todo esto.
Es muy cierto que no todos eran corruptos y que desgraciadamanete pagarán muchos justos por bastantes pecadores. Pero tu reflexión es también correcta: a mi también me contaban sobre las movidas, los escalafones, las prestaciones, los horarios, los permisos, el ausentismo, los compadrazgos.. y es cuando tristemente pienso que aquellos que sí trabajaban y que sí valían, ahora se ven bajo la sombra de la ineficiencia y corrupción que los flojos y transas levantaron.
Me han sorprendido incluso reacciones de gente muy de izquierdas alegrándose y es que lamentablemente LyF tenía ya una fama horrible.
Lo siento en verdad por tu familia y la de mi amigo, pero también pienso que el mundo siempre tiende al equilibrio natural y que si la vida te quitó algo que te corresponde por causas injustas que no te has ganado, igual que se fue, regresará.
Tendrá que picar piedra tu pareja y tendrás que echarle muchas porras para que no pierda el ánimo, pero el valor siempre sale a relucir y verás que pronto encontrará un buen empleo y todo se arreglará.
Deveras, que agarre la lana de la liquidación lo más pronto posible, que ya no le siga al juego a los sindicatos que piensan luchar hasta el último, porque ya es poco probable que compongan algo.. y a ustedes esa lanita les iría muy bien.
Les deseo la mejor de las suertes, que todo mejore, te mando un abrazo grande.

Zulema dijo...

Que pena, no se mucho del tema, pero entiendo lo que estan pasando como familia, Solo espero que todo sea para bien, y que pronto tu pareja encuentre un buen medio de trabajo y bueno, que tu estas trabajando ayuda mucho, a no caer en la desesperación en lo que las aguas encuentran su cauce.

Animo!

Lety dijo...

Me imagino tu desconcierto, muchas familias en estos tiempos han sido golpeadas por el desempleo, yéndose a casa con su quincena si bien les va. (mi esposo fue liquidado hace unos años, así que se muy bien lo que es estar sin trabajo, y sin dinero, buscando que hacer o vendiendo cosas para salir adelante) Afortunadamente tu esposo se va a llevar una mas que buena indemnización, y te aseguro que pese al golpe del desempleo podrán sobrevivir varios meses mientras encuentra otro trabajo,efectivamente salieron de una zona de confort, pero estoy segura que encontrarán varias oportunidades después que termine de pásar el shock

saludos!

La Chili dijo...

Desde acá mi apoyo, más allá de la inefeciencias del servicio lo que hicieron es ilegal, le recomiendo a todos escuchar a GRanados Chapa en Radio Unam, lo pueden escuchar a cualquir hora por internet o en las mañanas de 8:30 a 9:30 por el 96.1 fm, para mí esta mejor que Carmen.
Un abrazo cálido y ánimos, me extiendo más en mensaje personal.

Carmen Tye dijo...

Admiro tu post porque al ser afectada directamente haz reconocido todos los lados de la compania.

En muchos lugares he escuchado y leido que no todos los trabajadores eran iguales, que claro que hay trabajadores de ejemplo como en cualquier compania. Si es una pena que se envicie tanto un sindicato.

Yo jamas he pertenecido a algun sindicato, siempre he trabajado en cias privadas y si, si no rindes vas inmediatamente para afuera.

No conozco de primera mano la eficiencia de luz y fuerza, pero un hermano vivio en el Edo de Mexico algun tiempo y eran quejas amargas. Por aca no me puedo quejar de nada con CFE, recien acabamos de pasar por una gran tragedia con un huracan y nos han atentido de lo mejor y Jamas te piden alguna aportacion $$ a cambio.

Mis mejores deseos para tu familia y que pronto pase esto

Besitos

Vanyvalu dijo...

Me gustó mucho este post porque a pesar de ser un hecho nacional que a tí y a tu familia les afecta de manera profunda y absolutamente personal, mantienes una mentalidad abierta y una perspectiva general.
Yo, la verdad no me he informado al respecto a fondo, pero coincido contigo en que las cosas nunca son en blanco y negro, sino llenas de matices y a veces pagan justos por pecadores.
Lamento que estén pasando por un momento difícil y seguramemte angustiante, pero celebro que lo veas como una oportunidad, (aunque abruptamente ofrecida por la vida) de cambio, de crecimiento.
Mis mejores deseos y ánimos para que éste acontecimiento se traduzca en puros beneficio spara tí y tu familia, aunque al principio sea complicado.
Un fuerte abrazo!

FAbiAN dijo...

GRACIAS, POR TODAS ESAS PALABRAS DE ANIMO. HASTA LA VICTORIA SIEMPRE!, ES ALGO QUE DIJO CHE GUEVARA, Y HOY ES MI GRITO DE GUERRA, NO CONTRA EL GOBIERNO, NO CONTRA EL SINDICATO, ES CONTRA LA APATÍA GENERALIZADA POR ESTE LAMENTABLE HECHO DE LOS MUCHOS COMPAÑEROS QUE SOLO ESPERAN SENTADOS A QUE LA SOLUCION LES CAIGA DEL CIELO, QUE PENA POR ELLOS.
AHORA, A CAMBIAR LA PAGINA Y A SEGUIR ESCRIBIENDO, QUE AUN QUEDAN MUCHAS PAGINAS EN BLANCO EN EL LIBRO DE LA VIDA.

BENDICIONES ETERNAS.

Mamá Gallina dijo...

Muchas gracias a todas y a Fabián por sus palabras.

Ahorita estamos en un proceso de aceptación, de transición y de decidir lo que mejor se adecue a nuestras necesidades, lo cierto es que nuestra perspectiva es muy diferente y estamos llenos de temores, peor también tenemos fuerzas para hacerlos a un lado o anularlos para salir adelante por nosotros, por nuestro hijo y por la familia que somos. Reconozco que es difícil para mí asumir el papel de proveedora, de cabeza de familia cuando emocionalmente no me encuentro nada bien, peor la vida no te da más de lo que peudas resistir y lo que no te mata te fortalece. Yo siempre le digo a mi hijo, si te caes y te duele... quizá llores, date tu tiempo para sanar, secar esas lágrimas y seguir adelante por que la vida no se detiene. Yo sólo pido fuerzas, paciencia y mucha tolerancia, para saber enfrentar con sabiduría lo que se venga. DE VERDAD MIL GRACIAS!!