25 de junio de 2009

Soy Mamá Gallina

Mi vida se divide en dos, antes de que naciera mi hijo Emiliano y después de que nació.

Con toda la intención de ponerme “Mamá Gallina”, recuerdo las primeras semanas que lo tenía en mis brazos, no tenía ni la menor idea de que hacer por lo que lloraba y me sentía sumamente extraña de decirle “hijo” y lo peor fue saber que no tenía ni la más remota idea de la dimensión de esas palabras.Sentía pavor por todo lo que pudiera suceder, me imaginaba que alguien fue y me aventó a un bodoque… y que yo, simplemente me pasmaba pensando en alguna reacción… para rematar concluía diciéndome: “ahí te va y ahora hazle como puedas”. Por que efectivamente, en esos momentos hay cierto descontrol en lo que llega la adaptación es por eso que muchas veces dicen que nadie nace sabiendo ser padres… algo absurdo… por que el ser padre o madre se va aprendiendo con las experiencias que uno va teniendo con sus hijos, con las pruebas que nos va planteando la vida y principalmente con las referencias con las que crecimos sean buenas o malas. En estos momentos mi hijo Emiliano ya tiene 2 años 7 meses y la vida sigue corriendo, me doy cuenta de que mientras el se hace más joven yo debo de seguir creciendo con él para poder plantearle mejores respuestas cuando llegue el momento de que me las pida.

Con este blog pretendo compartir con los pocos o muchos que me lean las experiencias que tengo con Emiliano, como una forma de escape, de orientación y de empatía con otras personas que seguro pueden pasar por situaciones similares a la mía o simplemente por mero interés.

Espero, les sirva, les agrade y puedan compartir conmigo sus experiencias.

¡¡¡Gracias!!!

2 comentarios:

Miel dijo...

Hola! Yo no soy mamá y no sé si un día lo seré, pero esto de la maternidad y la crianza de los chilpayates es algo que me sorprende y atrae mucho.
Me daré mis vueltas por acá, mientras tanto muchos saludos :)

Mamá Gallina dijo...

Hola Miel, Gracias por tu comentario. Siempre lo he dicho ante conocidos y desconocidos, mi hijo es lo mejor que me ha pasado en la vida. La cantidad de cosas que aprendes de ellos es impresionante. Saludos!